martes, 9 de noviembre de 2010

Venezuela Potencia Energetica Mundial


Existe hace tiempo, y actualmente se acrecienta aceleradamente, una gran preocupación y temor por los elevados costos sociales y medioambientales asociados a la energía convencional, los combustibles fósiles y la energía nuclear.
Las emanaciones de las centrales energéticas, tanto de carbón, de petróleo como de incineración de basuras, las calefacciones y los vehículos de combustión, etc., son los responsables directos de la destrucción de los extensos ecosistemas, de daños en los bosques y en el acuífero de los continentes, enfermedades y dolencias en poblaciones humanas, reducción de la productividad agrícola, la corrosión en puentes, edificios y monumentos, etc. Los efectos indirectos también son importantes: tributo de vidas humanas en explosiones de gas, accidentes en sondeos petrolíferos y en minas de carbón, contaminación por derrames de combustible y vertidos químicos, etc.
Ante esto ¿qué soluciones nos quedan?
Dice un acertado proverbio que "No hay mayor ciego que el que no quiere ver". Las soluciones siempre han estado ahí, frente a nosotros, pero la cultura del derroche, la falta de visión de futuro o los intereses económicos siempre han obstaculizado cualquier iniciativa tendente a corregir el desequilibrio entre los sistemas de producción energética y el entorno natural.
Las claves de la solución a este problema están en un USO más EFICIENTE de la energía, a través del ahorro y un empleo inteligente y cuidadoso de la misma, y el fundamental protagonismo de las ENERGÍAS RENOVABLES.
Gracias a su petróleo, Venezuela se ha integrado a los comercios internacionales, dado a que cuenta con un producto y sus derivados muy necesarios para todos los países que componen este planeta Tierra.
Desde luego, su comercialización le ha originado ingresos básicos para sustentar a su economía, aunque lamentablemente sus gobiernos han descuidado la comercialización de otros productos y ello ha hecho que Venezuela dependa de su petróleo.
En este escrito, nos adentramos en analizar someramente las debilidades de la comercialización del petróleo.
La realidad económica de los distintos escenarios que los países presentan, nos muestran un gran desarrollo en muchos sectores industriales que han beneficiado a muchos países que le dieron importancia a participar en ellos con diferentes productos.
Lamentablemente, Venezuela descuido su desarrollo tecnológico y la explotación de otras riquezas, concretándose más en la comercialización del petróleo. Desde luego, ello conlleva a analizar que tanto ha sabido aprovechar su comercialización.

DEBILIDADES
1. Las restricciones - financieras de PDVSA y la alta tasa impositiva afectan los planes de inversión de la empresa.
2. El elevado nivel de dependencia del Estado venezolano del sector petrolero, lo cual se traduce en una elevada carga impositiva sobre PDVSA y en demandas extraordinarias de transferencias de capital.
3. La alta proporción de reservas de crudos pesados y extrapesados en relación con la proporción de crudos livianos. Los primeros tienen mayores costos operativos y
necesitan mayores inversiones para su procesamiento.
4. Se impone la necesidad de una demarcación clara de funciones entre la empresa y el Ministerio para evitar la excesiva injerencia del Ejecutivo en los objetivos corporativos de la empresa.
5. La adherencia del país a la OPEP impone políticas que pueden atentar contra los objetivos corporativos de la empresa. La política de recortes de producción de la empresa impuestos en 1998 ha obligado a la empresa a reducir sus niveles de inversión en el país, reduciendo igualmente las expectativas del sector privado conexo de suministrar equipos y servicios a la empresa.
6. Los precios del mercado interno de hidrocarburos todavía está muy por debajo de los precios internacionales lo cual se traduce en un subsidio indirecto al consumidor nacional.
7. Costos de producción más altos que en el área del Golfo Pérsico Arábigo.
8. En general, el sector nacional conexo maneja escalas de producción muy pequeñas que pueden atentar contra la calidad y productividad, lo cual se traduce en mayores costos.
9. Para que la industria sea competitiva se necesita una red de proveedores confiables y competitivos.
10. En general, los proveedores venezolanos de la industria petrolera poseen poca capacidad tecnológica y dedican muy pocos recursos al entrenamiento.
11. Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) despacha oficialmente alrededor de 80.000 barriles diarios de crudo y productos refinados de alto valor a Cuba. Pero buena parte de esos embarques nunca llega a Cuba. En su lugar, se colocan en mercados centroamericanos y caribeños por intermedio de compañías comercializadoras de Panamá y Guatemala, que actúan como corredoras de la empresa petrolera propiedad del Estado cubano: CUPET. El petróleo venezolano con destino a Cuba ya está vendido incluso antes de que llegue a los terminales de embarque de PDVSA, y las ganancias van para La Habana.

12. Dependencia de la comercialización del petróleo hace que el presupuesto del estado fluctué como fluctúan los precios del petróleo generando vulnerabilidad en el desarrollo del país.
13. La gran carga social impuesta a PDVSA por parte del gobierno nacional para que se encargue tanto de manera directa como indirecta de un sin número de proyectos de exclusivo contenido social y popular, hace que los recursos de la industria sean desviados en cantidades importantes, además de desviar la atención de la empresa de su función primordial como lo es la producción y venta de petróleo.
14. El decidido concurso de Venezuela en el mercado gasífero que se abre gracias a su inclusión en el Mercosur hace que la incipiente industria gasífera nacional requiera una inversión extraordinaria de recursos si es que este desea competir al nivel de países como Brasil y Bolivia quienes tienen ya tiempo liderando este mercado en Latinoamérica.

15. Venezuela aun es altamente dependiente de la tecnología extranjera en cuanto a la extracción y procesamiento del crudo, es por ello que siempre se ve obligada a negociar con grandes corporaciones extranjeras (operadoras) las condiciones para los levantamientos artificiales del crudo así como su mejoramiento. Tal es el caso del proyecto de Orimulsión, para la extracción y procesamiento de crudo extra pesado.- Por otra parte las presiones ambientalistas de los mercados emergentes exigen que las operaciones se ejecuten en armonía con el ambiente y que los productos derivados del petróleo tengan cierta calidad exigida como mínimo, lo cual requiere cuantiosas inversiones que la industria petrolera Venezolana en casos no considera, debido a su visión de producción como prioridad fundamental.




lunes, 8 de noviembre de 2010

Situación Petrólera en Venezuela

video

Crisis Electrica Nacional

La Crisis Eléctrica de Venezuela que detono en el 2010, era perfectamente prevenible
por haber sido anunciada oportunamente por la comunidad técnico científica del país
varios años antes de que ocurriese.

La Crisis Eléctrica se gesta por la sostenida violación de las mejores prácticas aplicadas
de la ingeniería de Sistemas Eléctricos Interconectados, cuando en forma sostenida
se des-coordina la planificación y ejecución integrada de la cadena de los procesos
productiva del SEN:

Combustibles-Hidrología,
Generación,
Transmisión,
Distribución,
Protecciones -- Usuarios que requieren un buen servicio.

Acopladas de la Ingeniería de Mantenimiento para preservar las funciones e Ingeniería de Proyectos para la conducción de los estudios que permitan la ejecución de proyectos estructurantes que logren una expansión coordinada del SEN.

Al des sincronizarse estas funciones se compromete la Confiabilidad Operativa del SEN.

Esto es la forma del problema, ciertamente técnico.
Al quedar desplazados los pilares de la buenas prácticas, por la improvisación se induce un quiebre en otro principio para el éxito de Venezuela, la Continuidad Eléctrica.

Lo cual propicia el deterioro de la Confiabilidad Operativa del SEN, la cual se acelera a partir del año 2006.

Este es el fondo del problema, dominantemente político*.

El desafío ocurre porque el aspecto dominante de la Crisis Eléctrica, impide el trabajo
serio de los técnicos.

Es decir las formas no pueden dar el ser a las cosas.

* Tesis sostenida por el Ing. Don Víctor Poleo, experto en Petróleo y Energía

domingo, 7 de noviembre de 2010